El Registro Español de Donantes de Médula Ósea (Redmo) ha superado los 10.000 trasplantes de células madre sanguíneas, realizados gracias a su labor para localizar un donante (o una unidad de sangre de cordón umbilical) anónimo en todo el mundo.

Las búsquedas se inician a petición del equipo médico que trata al paciente cuando este no dispone de un donante compatible entre sus familiares. El Redmo está interconectado con la red internacional de registros y, por tanto, puede acceder a los donantes voluntarios y a las unidades de sangre de cordón umbilical disponibles en cualquier país.

Por tanto, las búsquedas se realizan tanto en España como en el resto del mundo, a través del Registro Mundial de Donantes de Médula Ósea, que cuenta con más de 34 millones de donantes. A ellos se suman las más de 750.000 Unidades de Sangre de Cordón umbilical almacenadas en todo el mundo. En nuestro país, el tiempo medio de localización de un donante compatible es de 32 días.

El pleno desarrollo del Redmo se alcanzó en 1994 con su integración en la red asistencial pública del Sistema Nacional de Salud, mediante la firma del primer Acuerdo Marco entre la Fundación Josep Carreras y el Ministerio de Sanidad, a través de la Organización Nacional de Trasplantes(ONT).

En dicho acuerdo se establece que el Redmo es responsable de la gestión de la base de datos de los donantes voluntarios españoles, de la búsqueda de donantes compatibles para los pacientes españoles y de la coordinación del trasporte de la médula ósea, sangre periférica o sangre de cordón umbilical desde el lugar de obtención al centro de trasplante.

Además, la Fundación tiene suscritos convenios de colaboración con todas las comunidades autónomas para garantizar la coordinación en las tareas de búsqueda de donantes no emparentados y obtención y trasporte del producto.

Las búsquedas que realiza el Redmo se financian con presupuestos del sistema sanitario público, concretamente de los hospitales que las solicitan. Asimismo, los datos de los donantes anónimos que gestiona en coordinación con la ONT, pertenecen a los sistemas sanitarios autonómicos.