El consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, José Manuel Baltar, ha presentado los detalles del Plan de Salud Mental de Canarias, dotado con un presupuesto de 15,3 millones de euros y que es fruto de la labor colaborativa y coordinada de 22 grupos de trabajo multidisciplinares e interinstitucionales, en los que están participando más de un centenar de personas, entre pacientes, familiares y profesionales de los ámbitos de la Salud Mental, Atención Primaria, Salud Pública, drogodependencias, Dirección General del Menor, de Dependencia, Instituto de la Mujer y las Consejerías de Empleo y de Educación.

Además, asistieron a dicho acto la directora general de Programas Asistenciales del Servicio Canario de la Salud (SCS), Elizabeth Hernández; el jefe del Servicio del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, el doctor José Luis Hernández; la jefa del Servicio de Salud Mental infanto-juvenil del Hospital Universitario Insular-Materno Infantil, la doctora Sabrina González; y el presidente de la Federación de Salud Mental Canarias, Andrés Mendoza.

Sobre el objetivo de esta estrategia, José Manuel Baltar señaló, entre otros, “la rehabilitación psicosocial y la búsqueda de erradicación del estigma, así como la coordinación entre Salud Mental y el ámbito sociosanitario”. Además, aseguró que este Plan busca marcar las directrices a seguir durante los próximos seis años en Canarias, por lo que se buscó “el mayor consenso tanto en el ámbito científico como asistencial, contando siempre con la perspectiva de los usuarios y sus familiares, ejes del sistema sanitario público canario”.

Por su parte, la directora general de Programas Asistenciales y el presidente de la Federación de Pacientes de Salud Mental coincidieron en señalar que este Plan de Salud Mental supone “un hito histórico en la Salud Mental de Canarias, no solo por ser el primero, sino porque ha asumido la tarea con ambición y un notable trabajo colaborativo”.

El Plan de Salud Mental del SCS cuenta con una ficha financiera de 15.339.398 euros, que incide en tres aspectos básicos: la atención a la población con trastorno mental grave, la atención a la población infanto-juvenil y la mejora de la dotación de recursos y personal de los dispositivos de Salud Mental. Según recoge esta ficha, de los 15,3 millones de euros, un total de 4.249.398 euros estarán destinados a nuevas contrataciones de personal, especialistas en Psiquiatría, Psicología Clínica y Enfermería, entre otros, y 11.090.000 para infraestructuras y equipamiento en todas las islas.

Así, se crearán hospitales de día para adultos en Gran Canaria, Tenerife y Lanzarote, unidades de media estancia en Fuerteventura y La Palma, unidades de ingreso hospitalario para menores de 18 años en Gran Canaria y Tenerife y unidades de Salud Mental infanto-juvenil en Gran Canaria y Tenerife.