La Unidad de Diagnóstico Prenatal y Ecografía Ginecológica Específica del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario Materno Infantil de Canarias, dependiente de la Consejería de Sanidad del Gobierno de estas islas y ubicado en Las Palmas de Gran Canaria, realiza evaluaciones a mujeres que pretenden someterse a reproducción asistida mediante una prueba ecográfica tridimensional de la permeabilidad tubárica (trompas de Falopio).

Esta prueba sustituye a la técnica radiológica. Hasta ahora, se disponía de una técnica radiológica que era la histerosalpingografía, consistente en la introducción de un medio de contraste yodado para, después, realizar varias radiografías que demuestran si el contraste pasa o no a través de la trompa.

Desde junio de 2017, según asegura la responsable de la Unidad de Diagnóstico Prenatal y Ecografía Ginecológica Específica, Margarita Medina, esta exploración se realiza en el Hospital Materno Infantil de Canarias mediante una ecografía tridimensional, con el beneficio de que no se irradia a la paciente, no se utiliza contraste yodado, no duele y es una prueba más rápida y eficiente.

En concreto, la prueba consiste en la utilización de un gel que permite ver, en tiempo real, su trayectoria desde el cuello del útero hacia las trompas. Esta técnica tiene como ventajas su sencillez, la reducción de las molestias, la valoración del útero, trompas y ovarios en la misma exploración, el evitar la irradiación y la posibilidad de utilizarlo en pacientes alérgicas a contrastes con total seguridad. Desde que se pusiera en marcha la realización de este tipo de pruebas ecográficas se han beneficiado un total de 260 pacientes en el centro hospitalario.