El Hospital Universitario Materno Infantil de Canarias abre la primera planta de hospitalización madre-bebé de Canarias.

Las cinco habitaciones de ingreso conjunto benefician a una veintena de familias en dos semanas. La iniciativa pionera pretende contribuir a la humanización sanitaria.