Arranca la décima edición de la mayor iniciativa solidaria de la restauración en nuestro país con una propuesta en todas las comunidades autónomas: elegir para comer un BUEN RESTAURANTE BUENO de entre los recogidos en la simbólica “Guía de restaurantes buenos”. Los establecimientos participantes en Restaurantes contra el Hambre ofrecerán, hasta el 15 de noviembre, un menú o plato solidario en su carta, donando parte de su coste a combatir la desnutrición infantil, enfermedad relacionada con el 45% de las muertes antes de los 5 años. Los cocineros Susi Díaz y Adolfo Muñoz han presentado este viernes en Madrid la 10º edición de la campaña, apadrinada también por el chef tres estrellas Michelin Quique Dacosta, junto a los principales aliados: Hostelería de España. Makro, Calidad Pascual, ELPOZO ALIMENTACIÓN, Agua Sierra de Cazorla, ElTenedor y la logística desinteresada de la Fundación Seur. “Cumplimos diez años tendiendo puentes entre el sector de la restauración y la lucha contra la desnutrición infantil y este año queremos dar un paso más, invitando a todas las personas que quieran salir a comer o cenar a valorar no solo la calidad de la cocina sino también el compromiso y la solidaridad del local, que en principio pueden parecer “intangibles” pero para quienes trabajamos en más de 45 países sobre el terreno vemos materializado cada día en forma de recuperación del peor estado que pueda afectar a un niño o una niña: correr el riesgo de morir de hambre. Necesitamos muchos comensales en nuestros restaurantes buenos para poder salvar más vidas”, explicaba la directora de comunicación y fundraising de Acción contra el Hambre, Carmen Gayo, en el acto de presentación celebrado en el restaurante Palacio de Cibeles de Madrid.