El Consejo de Gobierno de Canarias ha aprobado, en su última sesión, el Plan de Urgencias Sanitarias de esta comunidad autónoma (PLUSCAN), elaborado por la Consejería de Sanidad del Ejecutivo insular para dar una respuesta “integral, rápida y eficiente” a la demanda de atención urgente en esta región, en el que tiene previsto invertir 11 millones de euros durante 2018.
Con su ratificación por la Administración canaria, esta estrategia finaliza su tramitación administrativa y se convierte en la primera de la cartera sanitaria gubernamental que planifica, con carácter plurianual, las inversiones públicas en la red de centros y dispositivos de atención a las urgencias y emergencias de las islas para atender una demanda creciente de estos servicios por la población residente y flotante.

Asimismo, la Consejería de Sanidad del Gobierno autonómico incluyó en el Plan de Urgencias un Protocolo de Actuación Sanitaria al Paciente Mayor en Urgencias en el que se está trabajando de forma conjunta con la Sociedad Canaria de Urgencias y Emergencias, y que tiene como objetivo mejorar la asistencia que se presta a los mayores que precisan atención sanitaria urgente. Para ello, se está definiendo un protocolo de atención que permita definir circuitos que mejoren la prestación asistencial que ofrece actualmente el Servicio Canario de la Salud (SCS).